jQuery UI Example Page

  • Soraya. Volver a vivir
 

Volver a vivir

Soraya M. y su hijo de un mes se encuentran acogidos en una residencia de Cáritas en Madrid desde hace 5 meses. Es una mujer valiente que ha salido del círculo de violencia que la atenazaba.

“Yo era una persona libre, muy trabajadora, una persona normal, con una familia estupenda. Había tenido buenas parejas y cuando conocí a este chico al principio todo estaba bien. Después empezó a controlarme el móvil, las páginas en las que entraba, los mensajes… También me controlaba y criticaba la ropa, la forma de vestir, el corte de pelo… No podía tener amigos. Quería saber todo de mí”.

“Cuando nos fuimos a vivir juntos empezó a ser peor, era violento, trataba igual a todo el mundo (también a su madre y hermanas), pero su familia estaba acostumbrada y además su padre también había sido muy agresivo con su familia. Este hombre empezó a estar “enfermo de celos” y tan pronto me insultaba como me pedía perdón y se sentía culpable. Te vuelves un poco loca con estos cambios y no sabes a qué atenerte. Luego me quedé embarazada y lo primero que me dijo es si era de otra persona. Así empezó a empujarme y pegarme. Un día me encerró y pensé que no quería eso para mi hijo. Llamé a la policía y, aunque denunciar fue muy difícil, aunque estoy muy contenta de haberlo hecho. Después me seguía cuando iba a trabajar, me mandaba mensajes, me perseguía para que subiera a su coche… Tuve que cambiar de casa, de móvil, de vida…”

“Fue la doctora de mi centro de salud la que, cuando le conté la ansiedad que tenía, que no dormía ni comía y además estaba embarazada de 5 meses, me recomendó ir a Servicios Sociales, y desde allí me derivaron a Cáritas Madrid, donde encontré un sitio tranquilo en el que terminar mi embarazo y tener a mi bebé. Ahí comencé a vivir de nuevo”.

“Creo que lo más importante para salir de esto depende de uno, pero también de que la gente te crea, de sentirte valorada y fuerte. También de cómo ver la vida con otros ojos, de pensar en positivo y de no dejar de pensar, en ningún momento, que yo como mujer valgo mucho”.

“Ahora empiezo a tener mis sueños, a creer en mí como madre, a cuidar de mi propia familia. Tengo muchos proyectos. Creo que lo más importante es cambiar la forma de pensar, creer que sin un hombre la vida sigue y que no se puede vivir con miedo, aunque la justicia no te lo ponga fácil, porque a veces no te creen. Sí que hay gente, como psicólogos, trabajadores sociales, médicos y voluntarios, que te valoran y te acompañan para volver a ser tu misma”.
 

  • Clara. Paso a paso
 

Paso a paso

Clara N. fue derivada por Cáritas de una provincia de Castilla y León en la que también se encontraba cobijada en una casa de acogida, con orden de protección vigente y con necesidad de trasladarse a otra ciudad debido a una situación de peligro y valoración de riesgo para su integridad física. Ha pasado por una situación de gran maltrato psicológico y físico por parte de su expareja y de gran dolor, unido a un sentido de culpabilidad.

El recuerdo del sufrimiento que ha vivido es todavía de una intensidad muy alta y todavía le genera una gran angustia. Sin embargo, en unos meses su valentía y ganas de vivir, así como el apoyo de los servicios y profesionales que le ayudan, pese a su desconfianza inicial, le han devuelto las ganas de recuperar su vida y trabajar.

“Quiero volver a ser independiente, trabajar es lo que me motiva y ser feliz. Pero… ¿cómo se es feliz? Quiero volver a ser como la de antes, a veces tengo miedo y me siento sola. Sé que necesito volver a confiar en la gente... pero me cuesta mucho. Aún no me veo preparada para vivir sola pero también veo que voy mejorando, aunque por ahora seguiré en Cáritas, que me da estabilidad y es lo que necesito. Mi familia está lejos y no lo entendería, Sin embargo, quiero volver a trabajar, soy una gran cocinera, y sé que sólo paso a paso volveré a ser yo misma. Poco a poco lo iré consiguiendo.